ORIGEN DEL ALCOHOL

Conoce más acerca de nuestro 

proceso de elaboración 

  

Conos Rotatorios

Nuestra primera preocupación era encontrar las materias primas necesarias que pudieran estar a la altura de otras Bebidas Espirituosas del mismo territorio ya existentes (Whisky escocés e irlandés), que han desarrollado, a lo largo del tiempo, toda una categoría de producto apreciada en todo el mundo, mediante la destilación de cebada malteada u otros granos (centeno, maíz, trigo) y su posterior maduración en barrica durante dos años.

Así llegamos al uso de las mejores uvas varietales, que concentran aromas y características del terruño y de la climatología propia de la región, que han sido utilizadas durante milenios para elaborar mostos, licores y vinos mundialmente reconocidos por su calidad y personalidad.

Pero solo cuando la tecnología de extracción de alcohol superó el método de calentar una solución alcohólica a fuego vivo en un alambique y pudimos efectuar esa operación en frío y al vacío, mediante la aplicación de la Ley de Boyle-Mariotte, se pudo obtener un alcohol sin recalentar la materia prima original, y que guardaba más aromas y menos derivados que los obtenidos por métodos tradicionales.

El método utilizado es la novísima columna de conos rotatorios, que mediante un sistema de vacío y agitación contínua consigue extraer los alcoholes y los aromas sin elevar la temperatura del producto original, evitando así las complejas reacciones químicas que se producen en el interior de los alambiques tradicionales y obteniendo un alcohol más natural y limpio, que contiene aún características organolépticas de las uvas varietales originales que sirven de materia prima.

Conos Rotatorios